Dónde poner el logo en una camiseta personalizada y por qué

El logo, o logotipo, es el elemento más distintivo de una empresa. Es la imagen que consigue que de un simple vistazo una persona pueda identificar de qué empresa se trata, así como los sentimientos y valores que les transmite —engagement y branding de marca—. Es la seña de identidad más visual de la empresa, en ella se reflejan todos los aspectos más destacados de la marca. Y es que el logotipo siempre acompaña a todas las acciones de marketing y publicidad que se realizan sobre un negocio específico.

Por ello, es tan importante que las prendas incluyan el logotipo y que este se encuentre en el lugar idóneo para mejorar la visibilidad. Y es que, dependiendo del tipo de prenda de la cual se trate, el logotipo puede ir impreso o estampado en un lugar o en otro. Además, no se empleará la misma técnica de impresión en todos los productos —siendo distinta, por ejemplo, la impresión de un logo en una camiseta técnica personalizada, así como en un conjunto de ropa de trabajo personalizada, en las camisetas con logo tradicionales o en la ropa corporativa de una asociación. A continuación, analizamos todo lo que debes saber sobre la utilización del logotipo en las prendas.

Diferentes técnicas de impresión y estampado

Las diferentes técnicas de impresión y estampado varían en base a la prenda que se utilice y de la función o uso de esta, es decir, si es una penda deportiva o camiseta con logo o si es ropa laboral personalizada, por ejemplo. Entre las técnicas más destacadas de impresión de logos en textiles podemos encontrar:

  • Serigrafía: Es la técnica más empleada para llevar a cabo la impresión de logos e imágenes en camisetas, aunque también puede ser utilizada en otras prendas. La serigrafía permite trabajar con camisetas, así como polos, gorras, sudaderas, algodón, etc. Es una técnica analógica, con una parte artesanal. Esta funciona mediante la impresión de un fotolito que se transfiere a una malla de tejido tensada sobre un marco o bastidor. Es ideal para la ropa de trabajo personalizada.

  • Sublimación: Esta técnica emplea una impresora de inyección de tinta sobre un papel especial. El mismo se coloca en el lugar del tejido a decorar y, posteriormente, se calienta para que se sublime y se traspase a la prenda. Esta técnica solo puede ser utilizada en poliéster o en prendas con 2/3 de poliéster. Normalmente se utilizan tejidos en blanco, aunque también funciona con tejidos negros y de colores con máquinas especiales. Ideal para las camisetas técnicas personalizadas.

  • Vinilo: Es una lámina textil plástica que se adhiere a las prendas mediante calor. Se utiliza para estampar tejidos. Este funciona mediante la plancha transfer y debe evitarse en tejidos de nylon.

  • Full print: Es un tipo de sublimación que se utiliza para estampar la totalidad de la prenda y darle un aspecto más original y creativo, siempre y cuando esté hecha con poliéster. Este tipo de estampados no suele emplearse para ropa de trabajo personalizada o ropa corporativa, así como tampoco para camisetas con logos. La función principal es dar un toque más decorativo a las prendas —imágenes de series, paisajes, animales, etc.—.

Ubicación del logo en las prendas

Ahora que ya sabemos las principales técnicas de impresión y estampado —al menos las más utilizadas— y para qué prendas, vamos a analizar cuáles son los lugares idóneos en los cuales debe ubicarse el logo:

  • Si nuestra prenda es una camisa o polo, el logo debe colocarse a la altura del pecho, en un lateral u en otro —y de reducido tamaño—. Hay que tener en cuenta que las camisas suelen ir acompañadas de las chaquetas y que estas dejan una apertura a la altura del pecho. Esta es la ubicación ideal para la ropa laboral personalizada.

  • Si se trata de camisetas con logos: En el caso de que queramos hacer el estampado sobre una camiseta, el lugar es indistinto. Una recomendación es que este sea impreso en el centro de la camiseta y que tenga un aspecto mayor que en la ropa laboral personalizada —camisas o polos—, como hacen las grandes marcas deportivas, como Nike, Adidas y Puma. Ello aplica también para las camisetas técnicas personalizadas.

  • - Si se trata de chaquetas, sudaderas, chalecos o monos: En este caso, el logo puede ir tanto en uno de los laterales —en la zona del pecho— o en la espalda. Estas prendas son la última capa que solemos llevar, así que el logo será siempre visible. En caso de que el logo sea colocado en un lateral, las dimensiones deben ser inferiores. Ahora bien, si lo colocamos en la espalda, como en el mono de un taller, el logo deber tener unas dimensiones superiores.

Recomendaciones a tener en cuenta

Tanto si se trata de ropa de trabajo personalizada o ropa corporativa, así como de camisetas con logo, lo primero que se debe de tener en cuenta es que el logo quede en un lugar visible. Ello implica que aunque tengamos una capa encima pueda seguir viéndose. Dependiendo de las prendas, como hemos mencionado más arriba, el logo tendrá unas dimensiones mayores o inferiores.

Lo siguiente que hay que tener en cuenta es el diseño del logo. Por ejemplo, si se trata de un logo con muchos colores, entonces será mejor que el estampado e impresión se realice mediante una técnica de serigrafía frente a la sublimación, ya que la gama de colores que ofrece esta técnica es superior.

Por supuesto, es importante, también que tengamos en cuenta los materiales de las prendas a la hora de elegir la técnica de impresión y sublimación, como hemos visto más arriba. Estos determinarán, en algunas ocasiones, la posición que debe tener el logo debido a la imposibilidad para realizar una impresión o estampado.

Por último, influye la imagen de la empresa. Así pues, si se trata de una empresa muy formal, lo normal es que el logo vaya impreso en camisas o polos y en un tamaño más reducido. Por el contrario, si se trata de empresas más informales, el logo puede ir en camisetas o sudaderas y el tamaño será mayor.